viernes, 10 de agosto de 2012

Operativo binacional permite desmantelamiento de siete laboratorios de droga

EL TELÉGRAFO


Un operativo antinarcóticos conjunto entre las autoridades de Ecuador y Colombia permitó la destrucción de siete laboratorios de drogas hallados en la frontera común.
Así lo informaron este jueves el ministro del Interior, José Serrano, el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, y el comandante general de la Policía, Patricio Franco, quienes destacaron que de esta manera se logró desmantelar una red de procesamiento de sustancias estupefacientes que se nutría de insumos químicos en el Ecuador y de la materia prima (hoja de coca) en Colombia.
La operación se realizó la mañana del miércoles. Uno de los laboratorios, aparentemente abandonado, se ubicaba en el cantón esmeraldeño de San Lorenzo, sector Mataje, mientras que en la parte de Colombia, en el municipio de Tumaco, departamento de Nariño, se localizaron seis laboratorios e igual número de plantaciones de coca, los cuales fueron destruidos por las fuerzas de seguridad, según se precisó en la rueda de prensa.

En el primer caso, y bajo la fachada de una empresa maderera, operaba un sistema de comercialización y acopio de precursores químicos no sujetos a fiscalización en territorio ecuatoriano, los mismos que posteriormente eran trasladados a territorio colombiano, para allí ser utilizados en la elaboración de sustancias estupefacientes.

En el seguimiento que la Fiscalía ecuatoriana hizo de estas actividades ilegales se determinó que bajo esa modalidad se comercializaron para esos fines 320 000 kilos de productos químicos, entre ellos, el metalbisulfito de sodio, butanol y  carbono activado, los que en la actualidad son de libre comercialización en Ecuador, pero que por el uso en refinación que se hace de ellos en Colombia son de venta restringida en esa nación.

En la ubicación y allanamiento de estas instalaciones ilegales, por parte del Ecuador actuaron cuatro fiscales apoyados por 300 hombres de las fuerzas especiales de la Policía Nacional.

En la acción fueron detenidas para investigaciones seis personas en Esmeraldas y una en Los Ríos. También se decomisaron 11 armas largas, cinco cortas, munición de diverso tipo, dinero en dólares y euros, así como 500 gramos de cocaína.

Los allanamientos también se extendieron a cuatro empresas dedicadas a la importación y comercialización de químicos, dos en Quito y dos en Guayaquil.